sígueme por Correo

Lo Último

Cómo darle utilidad a un neumático usado

Podría parecer incongruente pensar que neumáticos usados desechados puedan utilizarse para crear artículos de utilidad o piezas de mobiliario. 

Pero en realidad sí se le puede dar muchos usos, es solo cuestión de la función que queramos darle. 

A continuación hay unos videos en los que se puede apreciar todo esto.










Asombra ver las cantidad de cosas que pueden hacerse solo con un neumático usado, y con el cual no hallamos que hacer, donde botarlo.




















Técnica de coser a mano suela del zapato II

Aprender a dominar la técnica del cosido a mano de un calzado, no es dificil, solo si se pone empeño y dedicación en aprenderlo.


Para coser enhebrar el cabo en una aguja fina, despuntada (existen agujas especiales de guarnicionero), y hacer pasar la hebra por cera de abeja, una vela o por pez rubia. Se puede coser con hebras gruesas, finas simples o dobles. 

Se extrae y enhebra en la aguja una longitud de cabo de aproximadamente el doble del largo de la costura.

No comenzar la costura en el extremo que es donde estará sometida a mayor esfuerzo, sino empezar más adentro volviendo después sobre los agujeros vacíos. Tampoco hay que tirar a fondo en las primeras puntadas. gruesas, finas simples o dobles. Se extrae y enhebra en la aguja una longitud de cabo de aproximadamente el doble del largo de la costura, la idea es que nos alcance completamente.

Si el cosido ha sido realizado correctamente, se volverá de nuevo a la primera puntada. Ahora es importante terminar la costura sin que el nudo quede visible. Se forma un “8″ con el principio y el final de la lazada, se pasa la aguja dos veces por el mismo extremo del lazo en una misma dirección..


Se tira del cabo fuertemente hacia ambos lados de la costura. El resultado es un pequeño nudo adherido en el interior del cuero. Los extremos sobrantes se cortan al ras.
Una costura a mano queda cerrada en su comienzo y en su final: los cabos superior e inferior se cruzan entre sí en cada puntada.

Técnica de coser a mano suela del zapato I

El vídeo muestra la técnica del cosido doble o Goodyear, quizás es la técnica más conocida
-a la vez que reconocida- en la fabricación de calzado clásico, debido principalmente a la resistencia y durabilidad que presentan los zapatos elaborados con ella.

En el vídeo adjunto se pueden apreciar claramente todos los pasos, pero para ojos no expertos puede que el proceso no quede muy claro. A continuación se desglosa la técnica del cosido doble, que por cierto todo amante del calzado debería conocer:




1) Una vez montada la parte superior en la horma (pieza de madera con la forma del pie) y fijada en la palmilla (base de cuero), empezamos a coser la vira, que es una tira de cuero de unos 2cm de ancho con una pequeña ranura que nos servirá de guia para todo el proceso, a la vez que reduce el grosor de la pieza y facilita el trabajo a la hora de coser.
2) Con dos punzones con el hilo atado, a modo de aguja, vamos agujereando y entrelazando los hilos de tal manera que palmilla, corte y vira queden unidos.
3) Una vez cosida la vira a todo el contorno, igualamos la base del zapato, puede hacerse con distintos materiales y técnicas, en este caso se utiliza una pieza de corcho, a la cual se le aplica un cambrillón (pieza metálica, en la mayoria de los casos) para reforzar la estructura.
4) Al disponer de una base igualada, nos permite incorporar la primera capa de cuero de la suela, la cual cubre toda la base. Ésta se pega al conjunto y se amartillea con fuerza.
5) Con la ayuda de unas pinzas, unimos la parte de la vira que ha quedado levantada a la pieza de cuero, quedando  la costura escondida y protegida entre las dos piezas.
6) Ahora sólo nos queda agujerear con un punzón las diferentes capas de la suela, e irlas cosiendo, claro está, después de pegarlas a la base.
Ésta sería una síntesis del proceso donde se han obviado algunos detalles técnicos para no complicar las cosas. Existen otras variantes al proceso, pero que en líneas generales, comparten gran parte de lo expuesto en esta explicación.
El objetivo de esta técnica consiste en que por un lado, todas las piezas de la parte superior estén unidas a la vira mediante el primer cosido, y ésta a su vez, una todas las piezas de la suela con el segundo cosido. De este modo se consigue que todas las piezas del zapatos formen parte del mismo conjunto.
Como se puede ver en el vídeo el componente artesanal  de este producto és altísimo, el proceso de fabricación debe tenerse en cuenta a la hora de elegir nuestro calzado. 


LA COSTURA DE LA ENTRESUELA
 Y DE LA SUELA EXTERIOR
LA COSTURA DE LA ENTRESUELA
La segunda costure une la vira y la entresuela, previamente pegadas con engrudo. El zapatero perfora las dos capas con la lezna y a continuación pasa el cabo por los agujeros en direcciones opuestas con la ayuda de dos agujas. Cada punto de esta costura empieza en la mitad del punto de la costura anterior. 

Aunque el recorrido de ambas líneas es paralelo, los puntos quedan desplazados 5 mm. De este modo garantiza un buen reparto de la presión. Si el pie gira al andar, las dos costuras no ceden al mismo tiempo sino que soportan la presión en una especie de movimiento ondular.

Durante el montado del zapato, el zapatero debe procurar por todos los medios no dañar las costuras. En cualquier caso, las tres costuras cuentan con distintos tipos de protección. la costura de la vira no está demasiado expuesta gracias a su situación, la costura de la entresuela queda cubierta por la suela exterior, y la costura de la suela exterior queda escondida por la pestaña del hendido.



Los puntos de la vira y de la suela miden 10 mm de longitud y su recorrido es paralelo, 
aunque el inicio de cada punto queda desplazado 5 mm.

LA COSTURA DE LA SUELA EXTERIOR
La tercer costura debe unir tres capas de piel, que pueden llegar a alcanzar los 12 mm de grosor (dependiendo de la robustez del zapato y en especial de la suela exterior): la vira, la entresuela y la suela exterior. Esta última suele cortarse de la parte del crupón, de 6 mm de grosor, y se pega a la entresuela con engrudo. 

En el caso del calzado de cosido doble, la aplicación de la suela se realiza igual que en el calzado de vira cosida. Sobre la suela se practica una incisión situada a 2 o 4 mm del borde (según la anchura de la vira), con lo cual se obtiene la pestaña del hendido. A través de ella se practican las perforaciones previas con la lezna. 

Se practica una incisión en la suela, 
el hendido para la costura de la suela.
La tercera costura
La perforación de las capas de piel no resulta fácil ni siquiera en los zapatos de vira cosida, ya que requiere un esfuerzo considerable. La localización de los puntos de la tercera costura queda marcada en la suela exterior y se dispone de manera que la línea de puntos queden simétricos a los de la primera costura. Ello requiere un trabajo de gran precisión por parte del zapatero.
Los bordes de la suela exterior 
se nivelan con los de la entresuela.

Tras ocultar la costura bajo la pestaña
 del hendido, la suela se decora 
y recibe una fijación adicional 
con clavos de cobre.







El zapato de cosido doble
 y doble suela está listo
 para la aplicación del talón.





Cómo tapizar una silla, paso a paso.




Recomendaciones que sirven para todos los modelos: estirar correctamente la tela a medida que trabajamos, perderle el miedo a la tijera y hundir los clavos al final del trabajo .




Para empezar, vamos a trabajar con una silla de estilo inglés cuyo proceso de tapizado te puede servir para modelos con asientos similares.


Materiales

– Género de tapicería – Clavitos de tapicería (tachuelitas y semillas, se consiguen en ferreterías) – Tijera común y otra pequeña, ambas con buen filo – Galón de terminación y pegamento universal 

Cómo medir la tela necesaria
Centímetro en mano, toma la medida de la parte más ancha del asiento y su largo respetando la altura del relleno. Ten en cuenta que para este modelo o similares, la tela debe pasar por debajo del asiento. Agrégale 5 cm por lado para trabajar tranquila.

¡Empezamos!
En cuanto saques el tapizado anterior te puedes encontrar con una arpillera, un lienzo o directamente una placa de goma espuma. Si la tela de abajo está en condiciones, adelante  con el tapizado. Caso contrario, coloca un lienzo tal cual vamos a poner nuestro género de tapicería.






Centra correctamente la tela sobre el asiento, controla que llegue por partes iguales a cada lado.Estírala con las palmas de la mano hacia los cuatro costados y sujetala con varias tachuelas o semillas la parte delantera del asiento . Nuevamente estírala hacia atrás y hacia los dos laterales.

Observá la imagen a continuación




Primer corte de la tela
Como se ve la tela “choca” contra el respaldo. Es por allí donde se empieza a cortar. Para que te resulte más claro observá la imagen con atención:la tela sobre el asiento, controla que llegue por partes iguales a cada lado.



Estírala con las palmas de la mano hacia los cuatro costados y sujetala con varias tachuelas o semillas la parte delantera del asiento . Nuevamente estírala hacia atrás y hacia los dos laterales.






Con una mano traba la tela donde termina el respaldo . Ahora, toma la punta de la tela y levantala de manera que quede paralela al respaldo (puedes marcar con una tiza).
Ese va a ser el primer corte que permite repartir parte de tela hacia ambos costados. No llegues con la tijera hasta el final del respaldo, deja sin cortar 3 cm aproximadamente.

Segundo corte





En la imagen izquierda, vemos que a pesar de haber cortado la tela aún no llega de manera cómoda a ambos lados . Para eso es necesario realizar un segundo corte en forma de pico , tal como se ve en la imagen de al lado. Tijera chiquita en mano, apunta primero hacia un borde del respaldo . Haz cortes pequeños hasta que la tela deje de "tirar" de ese lado. Repite el corte en el borde opuesto.



El pico que quedó escóndelo por debajo de la misma tela y acomódala nuevamente.
Repetí este paso con el otro costado.
Una vez que el género ya está repartido correctamente empezamos a trabajar la parte trasera del respaldo de la silla.
Respaldo trasero



La imagen anterior te permite ver que hay que cortar la tela que sobra de los costados . Luego del corte, vuelve a estirarla hacia abajo y ponle varios clavitos para sujetar.
Pasemos a los laterales del asiento

Seguramente, en los laterales también te sobra tela. Antes de cortar, estirarla hacia abajo y llévala bien pegada al travesaño del respaldo (imagen izquierda). Fíjate lo que sobra y córtalo. Ajustarla abajo con un clavo.
La imagen derecha muestra la forma correcta de estirar la tela: hacia abajo y hacia adelante (en dirección de la pata delantera) . Sujeta por debajo con varios clavitos.
Repite este paso con el otro costado.
¡Al frente!!
Aquí ya había unos clavitos que pusiste al principio. Vuelve a estirar la tela hacia adelante, y reubica los clavitos. Te van a quedar en cada costado los sobrantes del frente y de los laterales.
Antes de trabajar las esquinas, da vuelta la silla, chequea que la tela esté tensa y hunde los clavitos .



Finalmente las esquinas
En este caso es una sillita de estilo inglés que comúnmente tiene un cierre de esquinas simples: un costado tapa al otro, como si fuera una solapa .
Mira la imagen para ver cómo proceder

Imagen 1: Estira hacia abajo la punta del género. Seguramente te sobra tela. Marca un dobladillo con las manos un poquito más largo que el borde de tapizado, el resto córtalo.
Imagen 2: Dobladilla la tela y lleva el género del costado de la silla hacia el frente del asiento. Ajustalo con un clavo.
Imagen 3: Ahora hay que trabajar con la solapa que queda. Nuevamente hay que dobladillar a mano y si sobra tela como se ve en la imagen, cortarla.
Imagen 4: Estira y monta esta solapa sobre la otra. Termina con un clavito.
Trampas al estilo
En tapicería tapar de la vista los clavos de la zona de trabajo es una cuestión que se resuelve con tachas o galones , según corresponda el estilo. También hay sillas como ésta que en su estructura hay como una ranura muy pequeña que permite esconder la tela y las semillas .
Pero por ahora vamos a olvidarnos de lo que el estilo de esta silla indica y terminamos el tapizado con un galón pegado.
Un consejo: como el envase del pegamento es medio difícil de manejar y puedes manchar la tela, para no correr riesgos coloca una cinta chapista por encima de la zona de pegado.


Vía:  Revistaohlala


Cómo tapizar una silla paso a paso





Tapizar es una modalidad de bricolaje muy provechosa. Con frecuencia, una silla  conserva el armazón robusto y podría continuar prestando servicios muchos años, pero se ha convertido en un feo estorbo por su asiento ajado y pasado de moda. Ignorando que renovar el tapizado está a nuestro alcance, solemos desterrar el mueble al desván. 

Por ello, supone un valioso aprendizaje convertir sillas, butacas y sillones antiguos en elementos modernos y elegantes, sólo con cambiar la tela, poner un relleno y hacer un sencillo trabajo de carpintería, consistente en lijar y pintar. 


Aquí vemos la silla antes de empezar el trabajo. En este caso, el asiento tenía muelles, que al haberse oxidado no hacían su trabajo correctamente. Por ello, se retiran y se ponen en su lugar cinchas de nylon




“Para colocar las cinchas se calculan las tiras cruzadas que nos puedan entrar (cuantas más mejor) y doblamos un centímetro para grapar encima; estiramos todo lo posible y grapamos de nuevo, doblamos otro centímetro y volvemos a grapar”. 


Cuando nos ponemos a cambiar el tapizado de un asiento, lo más común es que nos encontremos con que este está compuesto de un sistema de cinchas. Ante eso, seguramente nos veamos obligados a cambiarlas, pues puede que, con el tiempo, se hayan dado de sí o estén desgastadas. Por ello, vamos a ver algunas claves para hacer este trabajo:

1 Las cinchas se fijan al asiento (cuya estructura debe ser fuerte y estar en buen estado) a partir de una grapadora para tapizado.

2 A la hora de poner las cinchas, primero debemos grapar uno de los lados y, después, tensarla bien para grapar el otro extremo. No graparemos pegado al extremo de la cincha, sino que dejaremos un poco de borde para evitar que se deshilache. Este borde (de alrededor de un centímetro) lo doblaremos y lo volveremos a grapar. Por otro lado, si las cinchas son de caucho, no es necesario dejar el borde. Los profesionales utilizan un tensor de cinchas para hacer mejor y más fácil este paso.

3 Para crear una base resistente, deberemos entrecruzar las cinchas. Primero ponemos las cinchas de un lado, y después iremos cruzando las del lado contrario, entrelazándolas.

4 Encima de las cinchas, antes de poner la espuma, debemos colocar una tela de arpillería,que graparemos alrededor de la estructura, para proteger la espuma.



Se  recomienda hacer un patrón con papel de la zona a tapizar, para facilitar después el corte de la gomaespuma. 


Se coloca dos capas de gomaespuma de diferente grosor, la más fina debajo. “Si no se pone esta otra esponja, el asiento quedaría recto, pero para que quede un poco ovalada se le pune debajo otra más pequeña”. 


“Medimos con las dos esponjas hasta la zona donde tenemos que grapar, y añadimos unos centímetros para el dobladillo. Cortamos la tela lo más centrada posible si tiene dibujo. Lo ideal es tapizar primero con tela blanca de sábana, pero como la tela disponible es gruesa se le  pone directamente”. 


“Colocamos el dibujo bien centrado y damos una grapa, con la tela muy tirante, en la mitad de cada lado. Damos la vuelta a la silla, y seguimos grapando a cada lado de la primera grapa, tirando para que la tela no quede con ‘bollos’, desde el centro hasta las patas”. 


Una vez bien colocada la tela en las esquinas, se oculta las cinchas con tela de saco. Después de enderezar la silla, hace un pequeño corte radial en el borde de la tela, donde coincide con la madera del respaldo. “Y al doblar la tela hacia dentro, quedará adaptada a la forma de la silla”. 


La tela restante se dobla tal como vemos en la foto, de manera que podamos fijarla con una tachuela de tapicero. 


La tarea está casi acabada. Ahora pasamos a la parte delantera, donde también cortamos la tela con cuidado, dejando siempre dos centímetros de más para graparla cómodamente. 




Remataremos el trabajo cubriendo la parte inferior con una tela lisa y sencilla. Para hacerlo, se recomienda nuevamente la grapadora, compañera inseparable de los tapiceros. 




Y este es el resultado final.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...